Aclaremos las Diferencias

Una de las principales problemáticas para las personas es confundir las palabras parónimas o como comúnmente se conocen las palabras que se asemejan en su sonido, pero se escriben y tiene un significado diferente. El habla y el lenguaje es una forma de comunicación pero también es un instrumento para aclarar el propio pensar y su uso inadecuado puede traer consigo problemáticas personales y sociales. Una de los mayores conflictos que se desarrolla en el habla hispana es la diferenciación de los usos «hay, ahí y ay», por eso, te lo explicaremos de una forma simple y agradable.

Hay es una forma conjugada del verbo haber y hace referencia a la existencia de algo. Ejemplo: no hay nadie en la casa.

A diferencia ahí, es un adverbio que indica lugar y puede sustituirse por otros adverbios que referencia un lugar. Ejemplo: El presidente esta ahí o ¿ahí está el libro?

Y finalmente ay es una interjección que sirve para expresar dolor u otras emociones y suele ir con acompañada de signos de exclamación en los textos. Ejemplo: ¡Ay, me he lastimado! O ¡Ay de mí!

Para aprender más del lenguaje síguenos en nuestras redes sociales, en Instagram, Twitter y Facebook nos encontramos como Kufu_co.

Tatiana Torres Monsalve
Comunicadora social y periodista