Tips para empezar el hábito de lectura e incrementarlo

Si la cantidad de libros que leíste en el último año no te satisface, entonces este pequeño artículo puede ser de tu interés.

¿Por qué quieres leer libros?

Como primera recomendación define la o las razones por las que quieres empezar a leer. Establecer tus objetivos es una manera de saber con mayor claridad porqué quieres hacerlo. Definir el objetivo ayudará a mantenerte enfocado y será tu norte cuando aparezcan otras actividades que intenten desviarte de lo que quieres lograr.

Elige varios géneros literarios que te gusten

Encuentra libros sobre historias emocionantes, sobre temas o personas que te fascinan. No tienes que leerlos de principio a fin y forzarte a terminarlos, te recomendamos leer por lo menos un capítulo y si no te gusta o te pareció aburrido, déjalo. Estamos en la fase de prueba y al inicio lo importante es que puedas disfrutar de la lectura y no sentirla como una carga más.

Una forma de encontrar recomendaciones de libros, es leer los comentarios de los lectores en Amazon, incluso allí puedes encontrar libros usados a bajo costo, o hablar con personas apasionadas por los libros, también puedes visitar librerías o bibliotecas. Encuentra amigos a los que les guste leer o búscalos en línea. Hay un mundo de lectores en Internet, y estarán encantados de hacer recomendaciones y hablar sobre los libros que están leyendo. Prueba también con un club de lectura. Otra manera de encontrar buenos libros es revisar la lista de lectura de Bill Gates.

Reserva el tiempo – solo necesitas de unos minutos al día

Ya no tenemos tiempo para leer, principalmente porque trabajamos demasiado, sobreprogramamos nuestro tiempo, estamos en Internet todo el tiempo o vemos mucha televisión. Elije una hora y conviértela en tiempo de lectura. Para empezar te recomendamos que inicies con espacios de 5 a 15 minutos, puede ser mientras esperas el almuerzo, el autobús, el ingreso a una cita. Si logras leer 5 minutos al día, habrás completado tu objetivo y si logras dedicarle varios espacios de 5 minutos habrás leído mucho más de lo que hacías antes.

Empieza con objetivos muy pequeños y que sean imposibles de no cumplir. Por ejemplo, puedes establecer leer 2 páginas o por espacios de 5 minutos, como mencione anteriormente. Al principio puede parecer demasiado poco ¿solo 2 páginas o 5 minutos? Pero recuerda que estás estableciendo un hábito nuevo, es mucho más efectivo empezar de una manera que no genere fricción en tu vida.

Conviértelo en hábito

Elije un disparador en tu rutina diaria y lee constantemente exactamente después de ese disparador cada día. Incluso si es solo por 5 a 10 minutos. Cuanto más consistente seas y más tiempo mantengas la racha, más fuerte se volverá el hábito.

Distracción

En lo posible aléjate de las distracciones. Encuentra un espacio tranquilo y con buena iluminación donde te desconectes de los constantes mensajes, emails y estímulos que debilitan tu capacidad de concentrarte y pensar con claridad. Es solo tu libro y tú, deja de lado el impulso de hacer otras cosas en lugar de leer.

No seas tan duro contigo mismo

Habrán días en los que se te dificulte sacar tiempo para la lectura o que te cueste mucho concentrarte, y es muy probable que surjan ideas de tipo “no soy bueno para esto”, “nunca podré terminar de leer este libro”. Es muy importante que en caso que suceda esto, no seas tan duro contigo mismo, y revises qué está sucediendo. En cambio puedes pensar algo como “en este momento no puedo leer y/o estoy distraído, ¿qué lo está causando? Con un trato amable podrás notar qué es lo que está obstaculizando el hábito de lectura que estás forjando, podrás cambiarlo y al tiempo reducirás la autocrítica y te podrás sentir más motivado.

Si tienes algún otro tip o idea te invitamos a que las compartas en los comentarios.